Declaración del SAG. / Diario La Juventud

20Nov15

20150611_103422Finalmente la Suprema Corte de Justicia falló a favor de la empresa Cidesol, en relación al despido de la compañera Loreley Corbo. Por unanimidad, la máxima instancia del Poder Judicial, concluyó que no existió motivo antisindical en el despido, aunque tampoco se expide explícitamente sobre las razones que pone la empresa para justificar el despido.

Desde el punto de vista estrictamente judicial, el despido quedó firme y las posibilidades de reintegro de la compañera a su puesto de trabajo, por esa vía, ya no existen.

En función de esta nueva situación, el Sindicato de Artes Gráficas quiere expresar lo siguiente:

1 – Más allá del fallo judicial, seguimos considerando que este despido es la forma que el diario La Juventud, órgano oficial del Movimiento 26 de Marzo, encontró para sacarse de encima a la compañera que organizó la Comisión Interna del SAG en esa empresa, y que encabezaba, permanentemente, los reclamos por las muchas irregularidades que hay en la imprenta y que ameritaron infinidad de intervenciones por parte de nuestra compañera, con el apoyo del resto de los trabajadores afiliados al SAG  e inclusive con el apoyo de muchos jóvenes del 26 de marzo, que fueron separados de la imprenta por su buen relacionamiento con la Organización Sindical. En ese sentido el despido sigue siendo abiertamente antisindical, más allá del fallo judicial.

2 –Seguimos pensando que el poder judicial es parte fundamental de este sistema dividido en clases  en el que vivimos, por lo tanto es funcional a los intereses de las clases dominantes y de todos aquellos que, de una forma u otra, se benefician con el régimen de explotación.

Por eso cuando ganamos la apelación en el tribunal de 2º instancia no hicimos ninguna declaración alabando el fallo, de la misma forma que no descubrimos el carácter de clase de la justicia ahora que perdimos en 3º instancia.

En ese sentido repudiamos el doble discurso de la patronal del diario La Juventud y de todos quienes denostaban a “la justicia burguesa” cuando perdieron, y ahora se deshacen en elogios a la ecuanimidad de los ministros de la SCJ.

3 – Repudiamos también las acusaciones de que el SAG solo ha escrachado al diario La Juventud y no a otras patronales que reprimen y despiden. Acusación absolutamente ridícula que busca ocultar que en los últimos años no debe haber otro Sindicato que haya realizado tantas movilizaciones de repudio en la puerta de los talleres donde se reprime a nuestros afiliados.

También oculta la patronal de La Juventud que, salvo ese diario, todos los diarios de Montevideo y varios del interior FUERON OCUPADOS POR EL SAG, algunos de ellos varias veces.

Es en realidad el diario La Juventud el que ha tenido un trato bastante benévolo en todos estos años, por lo cual el papel de víctima en el que se está poniendo es pura propaganda para sus seguidores de La Juventud y CX36.

4 – Repudiamos también la condena que se hace en las páginas de La Juventud a la participación solidaria  en nuestras movilizaciones, de otras Organizaciones del campo popular como el SUATT y Plenaria Memoria y Justicia. De esta forma el diario del 26 de Marzo se suma a la campaña pública de estigmatización de los que apoyan las luchas y de condena a la solidaridad de clase.

5–Este fallo judicial no significa en modo alguno renunciar a seguir denunciando, por todos los medios a nuestro alcance, el atropello al Sindicato dentro del diario La Juventud, que se mantiene además porque quedan tres afiliados al SAG en el taller, que también están peleando por su salario y sus condiciones de trabajo.

Seguiremos recorriendo las distintas organizaciones del campo popular haciendo saber la verdad de lo que sucedió en el diario La Juventud desde su fundación y en particular en estos últimos 11 años en que los militantes del Sindicato, le impusieron a la patronal del diario la existencia de una Comisión Interna del SAG en el taller, cuestión que siempre fue aceptada a regañadientes.

La campaña contra el SAG de la patronal de La Juventud, que cuenta con medios de prensa, deberá ser enfrentada con militancia boca a boca y lugar por lugar.

6 – La patronal del diario La Juventud, órgano del Movimiento 26 de Marzo, pasa a engrosar la larga lista de patronales represoras que trabajan, denodadamente, para destruir las organizaciones sindicales despidiendo a los militantes referentes que tiene un peso decisivo en la interna.

Más allá de la propaganda del diario y la radio, queda demostrada que para todas las patronales, incluidas aquellas que pretenden vestirse con un ropaje “de izquierda”, EL MEJOR SINDICATO ES EL QUE NO EXISTE.

7 – El tiempo finalmente pondrá las cosas en su lugar. Nuestra compañera, sea donde sea que continúe su actividad laboral, seguirá ocupando su lugar de lucha en defensa de los derechos de los trabajadores gráficos y del conjunto de la clase trabajadora. Por el contrario, aquellos que detrás de una posición supuestamente “de izquierda” atacan a las organizaciones sindicales y a sus militantes, serán finalmente reconocidos por nuestra clase como lo que son: explotadores y represores.

Montevideo,  Noviembre de 2015.-

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: