EDITORIAL. La prensa, la derecha y las patronales

03Feb10
Queremos comenzar el primer editorial de 2010 deseando a l@s compañer@s afiliad@s a nuestro sindicato y a sus familias un gran año –como merecemos y no siempre se nos da a l@s que generamos la riqueza de este y los demás países– y que organizados y con mayor unidad, solidaridad y lucha logremos todos los objetivos que nos propongamos. Cuando hoy jueves 14 de enero de 2010 comenzamos a escribir estas líneas, llegó a nuestras manos la edición de igual fecha del semanario Búsqueda –representante ideológico de los grandes grupos económicos nacionales y transnacionales– lo cual nos facilitó mucho el trabajo de redactar este editorial, dando pie a todo lo que sigue. Su orientación ideológica de derecha no es exclusiva, ya que también la expresa el diario El Observador y, de forma algo más vulgar, los diarios El País y Ultimas Noticias. Todos ellos incluyen extensos artículos y/o entrevistas a los presidentes de las cámaras empresariales, donde éstos brindan opiniones en sintonía con los editoriales de dichos periódicos. A quienes ya conocemos sus mañas, no sorprende que sus ataques fundamentales vayan contra los trabajadores organizados, sus enemigos de todas las horas.
El semanario Búsqueda titula su editorial en términos de: “Los ‘escraches’ y los ‘piquetes’ de acá”. Más allá de la opinión que tengamos sobre los métodos de lucha en el movimiento sindical y en otras organizaciones populares, debatimos y resolvemos con profundidad democrática, existiendo diferentes opiniones al respecto. Pero estos señores ponen énfasis en los métodos y no en las causas de la lucha. Por ejemplo, hablan del “piquete” de l@s compañer@s de UCOT frente a la IMM, pero no dicen que por un posible error de señalización y/o comunicación de un desvío, un trabajador esté preso. Y eso fue lo que se reclamó. Hablan del “escrache” realizado por la FOEB en Pocitos a la dueña de Kazbek, omitiendo el despido de todas las trabajadoras sindicalizadas de la empresa. Y esto fue lo que movilizó a toda la bebida en su apoyo.
Los adjetivos de “piquete” y “escrache” fueron puestos por los ideólogos de estos periódicos y por los representantes de las cámaras empresariales. Lo que hicieron l@s compañer@s son movilizaciones que históricamente el movimiento sindical ha realizado, pero no dicen una palabra (con el silencio apoyaron) del “lockout” que lanzaron las patronales del transporte de carga hace unos años. Entendemos perfectamente que no sea para ellos un problema y poco les importen algunos despidos anti sindicales en Kazbek o el encarcelamiento de un trabajador de UCOT. Nos queda claro que como capitalistas que son, no están para hacer obra social… excepto cuando crean fundaciones para blanquear dinero, ahorrándose impuestos al Estado. De paso hacen propaganda gratis, presentando a sus empresas como “comprometidas socialmente”...
Lo más insólito en todo esto, es que Búsqueda y las cámaras empresariales promovieron y/o apoyaron las políticas económicas que llevaron a la ruina al país (incluso durante la dictadura) poniéndose ahora en posición de sabios que nada tuvieron que ver con el saqueo financiero de 2001 (más de U$S 3.000 millones sólo en la corrida bancaria) a lo que hay que sumar los miles de millones de dólares de Deuda Externa y ni hablemos ya de la incalculable Deuda Social con nuestro pueblo. Sin vergüenza alguna el editorial referido utiliza de ejemplo las movilizaciones del transporte y de la bebida para afirmar luego que las luchas sindicales son responsables de un menor crecimiento de la economía, de la inversión, del empleo y del bienestar general, cuando los hechos indican los contrario.
Por ejemplo, durante la dictadura cívico-militar (1973-1985) que estos señores apoyaron, donde se encarceló, torturó, asesinó, se desapareció personas y hasta se secuestró a niños, las organizaciones y movilizaciones de los trabajadores fueron prohibidas y reprimidas a sangre y fuego, y sin embargo los resultados económicos y sociales fueron desastrosos, excepto para los empresarios que amasaron fortunas como nunca antes. ¿Recuerdan la “tablita” del 82? Por otro lado, el editorial del semanario Búsqueda menciona al pasar la situación de algunos conflictos de estos años que para ellos cuestionaron la “propiedad privada” al implicar la ocupación de empresas. Otra vez ponen el centro en el método y no las causas de la lucha. Y qué raro que omitan mencionar cuáles eran los problemas que aquejaban a dichas empresas y sus trabajadores.
En ellas los “propietarios privados” recibieron durante años “fondos públicos” que salieron del BROU en la forma de préstamos sin control ni garantía alguna, que no sólo no pagaron sino de los que además pretendían seguir obteniendo ganancias sin pagarles siquiera sus haberes a los trabajadores. Mencionemos dos personajes que los representan muy bien: Soloducho y Vanni. ¡Qué figuritas! Empresarios que además de obtener la plusvalía que les permite la explotación de los trabajadores, se dedicaron a obtener una ganancia adicional, no pagando lo que corresponde bajo las leyes capitalistas. Y ninguno de ellos está preso, lo cual es un tema para incluir en la agenda del debate sobre la inseguridad porque opinamos que estimulan el delito, en tanto ejemplos claros de que se puede robar millones y destrozar familias sin ir a la cárcel.
Son tan débiles los argumentos del semanario Búsqueda, que luego su editorial recurre al insulto de todo aquel que pueda pensar como nosotros pensamos, diciendo: “Sólo un necio o un ignorante puede afirmar que [con el crecimiento del PBI que hubo] los salarios reales no habrían crecido y que fue solamente gracias a la negociación colectiva”. Esto es falso porque en anteriores períodos de crecimiento económico el poder de compra de los salarios no sólo no creció sino que decayó. Pero más importante aún, es agraviante y parece reflejar el ánimo de gente violenta o que está muy nerviosa. Y si alguien tiene dudas de que se refieren al movimiento sindical y su capacidad de influencia política, basta leer unas líneas después: “necios e ignorantes hay en cantidades suficientes en Uruguay como para complicarle la vida seriamente al país”.
Los hechos son que entre 1973 y 1984 sin negociación colectiva, en la dictadura nuestros salarios perdieron un 75% de su poder de compra. Que con la negociación colectiva y las luchas desplegadas entre 1985 y 1992 se recuperó un 30% del salario real perdido. Que entre 1992 y 2004 sin negociación colectiva, nuestros salarios perdieron un 40% de su poder de compra. Y que con negociación colectiva y duras luchas, entre 2005 y 2009 los trabajadores hemos recuperado de manera promedial, un 25% del salario real perdido. Todo lo cual refleja los vaivenes de la lucha y cuánto nos falta por recuperar aún, del salario real conquistado por nuestros mayores con luchas memorables y negociación colectiva. Lo otro que debe quedar claro, es que el dinero no se esfuma en el aire. Si no lo cobramos nosotros es porque se lo quedan los empresarios.
La frutilla en la torta del editorial de Búsqueda viene con reclamo: “Los dirigentes políticos frenteamplistas que ocupan los cargos de dirección del PIT-CNT y que han aceptado transformar a la central sindical en una organización funcional al partido de gobierno, podrían, al menos, tener alguna disciplina partidaria”. ¿En que quedamos entonces? ¿El PIT-CNT es funcional o no? Por un lado dicen que el PIT-CNT es funcional al gobierno y por el otro reclaman que lo sea (o sea que hoy no lo es) demandando que la dirección de nuestro PIT-CNT no permita que los sindicatos se movilicen. Señores, deberían argumentar con inteligencia. Están muy ofuscados y eso los hace caer en contradicciones tontas. Y lo que piden es difícil que ocurra, porque la independencia de clase del PIT-CNT no se negocia.

__________

NOTA. Artículo incluido en el número de Ene/Feb de 2010 de “El Obrero Gráfico”, boletín oficial del Sindicato de Artes Gráficas (SAG/PIT-CNT) fundado en 1920 junto al propio sindicato, de distribución gratuita y que difunde las informaciones y posiciones de los trabajadores gráficos organizados.

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: