PIT-CNT – Elementos de estrategia y direcciones de trabajo

17Dic09

A) Algunos elementos del Balance. Asistimos a esta reunión victoriosos en la puesta en marcha de una estrategia para la acumulación de fuerzas y en la aplicación de una táctica de masas. El secretariado ejecutivo de nuestra central, considera que desde el punto de vista central de un movimiento obrero maduro, esto es, el proceso de transformación de la consciencia, unidad y organización de los trabajadores para estar en condiciones como clase de constituirnos en el sujeto vertebral de las transformaciones que permitan la superación de la dependencia y la construcción de un país productivo, con justicia social y profundización democrática…

…el balance del curso de los acontecimientos en estos últimos 5 años, es abiertamente positivo. Nuestro 10 Congreso Nacional Ordinario ha señalado los siguientes elementos de balance:

– Convocatoria de los consejos de salarios y desarrollo de la negociación colectiva para los trabajadores públicos.

– Proceso de recuperación salarial (en promedio recuperamos el deterioro del poder de compra de los salarios correspondiente al período del gobierno del Dr. Jorge Batlle)

– Ley de libertades sindicales.

– Ley de regulación de las empresas suministradoras de mano de obra temporal y otras formas de intermediación de la mano de obra.

– Consejos de salarios para las trabajadoras domésticas y asalariados rurales, ley de 8 Hs, en el sector rural.

– Aumento del presupuesto educativo.

– Plan Ceibal.

– 5 años para el reclamo de los créditos laborales adeudados.

– Licencias por estudio.

– Acortamiento de los juicios laborales,

– Ley de negociación colectiva de públicos y privados.

– Plan de emergencia y plan de equidad, avances en seguridad social, desarrollo del SNIS.

– Avances en materia de DDHH (algunos torturadores y asesinos están presos)

– Desarrollo del Hospital “José Martí” y convenio con nuestro PIT-CNT.

– Desarrollo del proyecto sucro-alcoholero y eriquecimiento de la estrategia energética.
 
La acción sostenida y sistemática que desarrollamos como clase, promoviendo una estrategia de impulsar tras nuestras reivindicaciones y nuestro programa, en el cuadro de una caracterización de la contradicción principal (avanzar hacia el país productivo, con justicia social y profundización democrática o mayor dependencia) se ha desplegado en los siguientes procesos:

– La campaña de los consejos de salarios 2005, las masas protagonistas.

– La movilización concebida para defender el proceso de cambios y aislar la “asonada” de los sectores mas concentrados y oligopólicos del transporte

– La campaña 2006 y la mixtura de la lucha reivindicativa de masas, con el programa y el combate a la presencia de BUSH y la crítica a un posible al TLC con EUA.

– El desarrollo del Congreso del Pueblo.

– La campaña de recolección de firmas para promover la anulación de la Ley de impunidad.

– Las movilizaciones en pos de leyes laborales positivas, en particular la Ley de Negociación colectiva.

– La marcha de la esperanza.

– Los trabajos para elevar el grado de organización, consciencia, unidad y lucha de nuestra clase.
 
Este proceso nos ha permitido pasar de 130000 afiliados a alrededor de 320000. Con un nivel superior de funcionamiento de nuestro PIT-CNT, del conjunto de nuestras filiales y de un avance importante en el montaje y funcionamiento de los zonales y los plenarios departamentales. Esto nos permite sostener que derrotamos a las clases dominantes en lo que atañe a sus planes para retomar la iniciativa, reinstalar en el gobierno a sus representantes directos y promover una restauración neoliberal. Hoy tenemos una nueva situación política con la emergencia del 2º gobierno del Frente Amplio y nos deberemos preparar rápidamente para estar en condiciones de asumir todos y cada uno de los desafíos que tenemos como clase.

B) La caracterización de las tareas de la etapa

En la caracterización de las tareas de la etapa, desarrolladas en la resolución de nuestro 9 Congreso Nacional Ordinario establecíamos: 

– “Como se desprende de las resoluciones de nuestro 8º Congreso el Uruguay Productivo, con justicia social y profundización democrática es la síntesis entre las tareas inmediatas y las tareas históricas que tiene planteadas nuestra clase, en el arduo camino de generar las condiciones para una sociedad sin explotados ni explotadores.
 
– En un cuadro de transformación de la correlación de fuerzas a escala continental, la clase obrera uruguaya y su sistema de alianzas tiene planteada la lucha por constituirse en la locomotora del proceso de profundización del cambio social en nuestra patria. A tales efectos, y en el marco de un nuevo momento en el histórico proceso de acumulación de fuerzas por parte del sistema de organizaciones obreras y populares, en la nueva fase que se ha abierto en la escena nacional desde el 1º de marzo de 2005, la tarea central es la disputa por construir una nueva hegemonía que desplace del poder a los sectores que lo han detentado históricamente.
 
– Actuamos en una fase de tránsito, en donde desde el punto de vista de los trabajadores, no se trata tan siquiera de administrar de un modo más honesto la crisis del capitalismo, el desarrollo de todas las condiciones (la aceleración de la transformación en la correlación de fuerzas entre las clases) para una estrategia de desarrollo productivo, desarrollo social y desarrollo democrático implica en forma potencial, la posibilidad de transformación radical de toda la estructura económica, social, política e ideológica del país.
 
– Se trata entonces de plantearnos la tarea titánica de superar la dependencia. En este cuadro, y en el marco de la caracterización de la composición social e ideológica del gobierno y de las tareas de la etapa planteadas en las bases de discusión resueltas en la MRNA, todo lo que tienda a acentuar nuestra dependencia (de los organismos financieros multilaterales expresión de la dictadura financiera del capitalismo transnacionalizado, de la división internacional del trabajo hegemonizada por las Empresas Transnacionales, o que acentúe el carácter de una especialización productiva que determine una inserción internacional unilateralmente basada en la exportación de productos intensos en recursos naturales) es contraria a nuestra concepción de estrategia de desarrollo productivo social y democrático.”
 
A su vez en el 10 º Congreso establecíamos:  

– “Ante los trabajadores y el pueblo se han abierto y en algunos planos concretado nuevas y amplias perspectivas de avanzar en democracia construyendo, desde la movilización del pueblo organizado, realidades de poder popular.  Esta situación de posibilidades y contradicciones reclama del Movimiento Sindical un nivel superior de elaboración desde su concepción de clase, para interpretar la realidad e impulsar su transformación. Elevar la unidad y la lucha consolidando los avances y creando instancias superiores que radicalicen el proceso de cambios y lo hagan irreversible.”

“Tras 174 años de gobierno de representantes de los sectores dominantes en el país, cada vez más estrechamente ligados al imperialismo, accedió al gobierno una fuerza política cuyo programa es cualitativamente diferente.

– El FA es una fuerza política con integración plural, pero que desde su fundación e historia se ha vinculado con las luchas y reivindicaciones de los trabajadores y el pueblo. Una fuerza vinculada a la lucha por los derechos humanos, individuales y colectivos, por la democracia y  contra el fascismo.

– Su programa refleja -en numerosos aspectos-, la elaboración y reivindicación del movimiento popular. Lo  expresado significa  un escenario sustancialmente diferente. 

– Hay aspectos sustanciales que no han cambiado, y es la permanencia y enquistamiento del bloque de poder dominante. Ese bloque dominante integra  los ámbitos de las altas finanzas, el sector importador-exportador, las cámaras empresariales, la alta burocracia del Estado, los mandos de las FFAA; y los medios de comunicación La posibilidad de que se concreten propuestas electorales del FA que privilegian al conjunto del pueblo, se visualiza en el marco de agudas contradicciones.

En un proceso de cambios por el que optó la mayoría de los ciudadanos del país -en la medida que el gobierno electo intente desarrollarlo-, los trabajadores organizados tenemos la posibilidad de ser parte del mismo. Parte del proceso de transformaciones –que no es decir del gobierno- pero sí de la construcción colectiva del Uruguay al que los trabajadores aspiramos, y de su concreción.

– La independencia de clase frente a cualquier tipo de organización patronal, política, religiosa, no significa prescindencia o indiferencia a la hora de aportar a las transformaciones, ni implica renuncia a las reivindicaciones del movimiento.”

El Secretariado ejecutivo considera en las actuales condiciones políticas derivadas del resultado electoral del 29 de noviembre próximo pasado, que la caracterización de las tareas de la etapa emanadas del 9º y el 10º Congreso de nuestra central, son básicamente acertadas y mantienen vigencia en las actuales condiciones. La naturaleza del escenario económico y político seguirá siendo contradictoria. No puede ser de otra manera. En efecto en una fase de tránsito en donde la batalla se juega en el plano de la lucha por la hegemonía, se agudizará la disputa con el imperialismo y las clases dominantes en el plano de los intereses, el programa y las concepciones. El poder Ejecutivo estará nuevamente sometido diversas presiones, tanto del Bloque de Poder como del movimiento obrero y popular. Se puede divisar en el horizonte un camino de cambios profundos (si y solo sí, el movimiento de masas cumple su rol de motor fundamental del proceso de cambios) en la estructura económica, social y política del país, en un sentido de superar la dependencia, junto a los pueblos y gobiernos de América Latina e impulsar el desarrollo social y democrático. Debe tenerse en cuenta que un proceso cada vez más avanzado en materia de profundización democrática, en momentos de dominio absoluto y centralizado del gran capital transnacional, entra en contradicción con el propio sistema capitalista. En este cuadro, la cuestión del poder de las más grandes masas, irá apareciendo cada vez con mayor nitidez en el horizonte. El conjunto de la variación de la correlación de las fuerzas políticas y sociales cristalizará en determinado punto, en las posibilidades de abrirle paso a una constitución democrática, que permita construir la maquinaria estatal para el proceso de transformaciones. Esto tiene que ver con un proceso relacionado con el desplazamiento del poder del bloque dominante, y la construcción de un poder democrático del propio pueblo. Hacia este objetivo se hace necesario el desarrollo de otro congreso del pueblo, aún más participativo que el anterior, que abarque a todas las fuerzas interesadas objetivamente en los cambios, con el objetivo de aunar las propuestas de todas las organizaciones sociales y políticas que tengan la voluntad de democratizar la constitución. Este proceso debe concebirse para el transcurso del año 2011. Por tanto consideramos que la tarea principal que tenemos entre manos es la aceleración y afinamiento de la acumulación de fuerzas. Este proceso de “aceleración” y “afinamiento” de la acumulación de fuerzas tiene que ver con elevar la calidad de nuestras iniciativas políticas en todos los planos y construir la organización –en un sentido amplio- que permita desarrollar la transformación de la conciencia de los trabajadores para que estemos en condiciones como clase de encabezar el proceso de cambios económicos, sociales políticos e ideológicos necesarios en la vida de la república.

C) Las direcciones de trabajo

A estos efectos de establecer las direcciones de trabajo de un plan de acción de la central que nos permitan actuar en forma consecuente con la caracterización de las tareas de la etapa y asegurar en forma simultánea el desarrollo de la Central y de todo el movimiento sindical proponemos:

– Los trabajos para una inserción internacional pro América Latina y el desarrollo de la integración regional profunda, la CCSCS, la comisión de desarrollo productivo de la CCSCS. El plan de trabajo 2010 de la CCSCS. La política internacional del PIT-CNT. En este marco incluimos las resoluciones y acciones del Encuentro nuestra América, la cumbre Iberoamericana de Centrales Sindicales en Panamá, y la propia reunión de la CCSCS realizada en nuestro país el 7 de diciembre de 2009 en que nuestra central apareció rodeada del conjunto del movimiento sindical de la región. Esta incluida en esta dirección de trabajo el conjunto de acciones que impliquen nuestra lucha por la paz mundial y el antiimperialismo.

– La lucha por el trabajo digno, las políticas productivas en particular la política industrial. La necesidad de  fortalecer el departamento de desarrollo productivo de la central, nuestra relación con la UDELAR. Las políticas para el desarrollo del trabajo digno, la ciencia y la tecnología, la innovación. Partimos de la base de que para que la educación pública pueda cumplir un rol cada vez más democratizador al servicio del pueblo, requiere profundizar su autonomía por medio del cogobierno pleno. En particular es necesario priorizar en la educación técnica (el desarrollo de la UTU necesaria para educar a la clase obrera de los próximos años) la formación profesional nuestra participación en el INEFOP.

– Nuestra participación hacia la transformación del estado. La necesidad de un encuentro sindical en el mes de marzo, preparado con una base de discusión resuelta por el secretariado y la MRNA, que incluya y profundice las resoluciones del 9º y 10º Congresos de nuestra central y del II Congreso del pueblo. Dichas bases de discusión estarán abiertas al enriquecimiento de todas las filiales. Tenemos la necesidad de no plantear cuestiones en abstracto, sino de vincular nuestras propuestas de transformación del estado en función de la estrategia país: desarrollo productivo, justicia social y desarrollo democrático. Para ello continuaremos bregando por la presencia de los trabajadores organizados en la conducción del estado a todos los niveles. Es necesario que abordemos el proceso de negociación no como compartimentos estancos (cada sindicato se maneja) sino como central la transformación necesaria.

– La continuidad y profundización de la lucha por verdad y justicia. La acción para anular la Ley de Impunidad.

– Nuestra acción para profundizar el SNIS.

– Presupuesto Nacional. Igual que en el tema anterior, vincular las propuestas a la estrategia general del país. Generar las condiciones para una intervención como central.

– Estrategia para la negociación de públicos y privados. (Consejos de salarios)

– La autoconstrucción de la central. Hacia una central de 400 000 afiliados. La campaña de sindicalización “Enrique Pastorino” centralizada y por gremio en el 2010. El armado de todos los frentes en la central, los zonales de la central, las direcciones departamentales. Hacia una organización más compleja, la elevación de la organicidad de la central. Necesidad de avanzar concretamente hacia los grandes sindicatos y federaciones por rama. La propaganda: Las finanzas: su reestructuración en el sentido de que “pague más el que recauda más”,  los insumos para el combate, los recursos extraordinarios. La formación ideológica. El desarrollo del ICD y el plan 2010 de formación. A partir de todo lo hecho, llevar a la práctica todas las resoluciones del 10º Congreso que aún faltan aplicarse.

Proponemos que la MRNA, defina en general las direcciones de trabajo y pase a cuarto intermedio para el mes de febrero, abriendo la discusión en todas las filiales con el objetivo de definir un  plan de acción más riguroso. Hacia la implementación del plan de acción de la central, proponemos desarrollar un proceso que permita: preparar un gran 1º de mayo; preparar la puesta en marcha de nuestra estrategia de cara a la discusión del presupuesto nacional y la negociación colectiva. A estos efectos se desarrollarán reuniones en todos los sindicatos; y promoviendo encuentros en los zonales del área metropolitana y los plenarios departamentales, con el objetivo en estos, de acercarnos a la participación establecida en los estatutos de nuestro PIT-CNT, más allá de que luego sigan funcionando los equipos actuales pero fortalecidos con una mayor participación de todos los sindicatos.   

SE RESUELVE APROBAR EN GENERAL EL INFORME DEL SECRETARIADO, QUE ESTABLECE LAS DIRECCIONES DE TRABAJO PARA EL PLAN DE ACCION 2010 Y UNA SERIE DE RECOMENDACIONES EN MATERIA DE LA LUCHA POR EL TRABAJO DIGNO, LAS POLITICAS PRODUCTIVAS, DE EMPLEO EDUCACIÓN TÉCNICA Y FORMACION PROFESIONAL, LA NEGOCIACION COLECTIVA Y LA POLÍTICA SALARIAL QUE PERMITA LA JUSTA DISTRIBUCIÓN DE LA RIQUEZA.

SE RESUELVE ELEVAR A CONSIDERACION DE LAS FILIALES DICHO INFORME.

Mesa Representativa Nacional Ampliada del PIT-CNT.
16 de Diciembre de 2009.

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: