Enzo Blanco, su accidente y… el Seguro de Enfermedad

04Oct09

enzoblancoEl pasado año cuando nos encontrábamos por comenzar una de las Asambleas Generales de la ronda de Consejos de Salarios, recibimos la noticia desgarradora de que el compañero Enzo Blanco, impresor y delegado de Mayner, había sufrido una accidente de tránsito, que estaba al borde de la muerte y con lesiones gravísimas. Días atrás nos reunimos con él, nos dio una carta para el gremio que ahora publicamos y una foto donde está con sus compas de taller… “Hay muchos sentimientos que es imposible expresar en palabras. Tuve un accidente de tránsito el 6 de Octubre de 2008, con secuelas que no me permiten realizar las tareas que tenía en la imprenta”.

Hoy soy un discapacitado que sufre una paraplegia. Sé que he nacido de nuevo. Tal vez porque todavía tengo algo que hacer en este mundo. Tengo palabras de agradecimiento para el sindicato, que hizo una colecta no bien se supo de mi accidente. Las tengo para todos los compañeros y compañeras del gremio que me enviaban su aliento o simplemente preguntaban cómo iba evolucionando. Las tengo para los dueños de Mayner, que desde mi accidente hasta hoy
–sin que medie obligación alguna– me dan un aporte solidario de $ 7.000 mensuales, sin los que no habría llegado hasta aquí. Y para quienes no hay palabras con qué expresar mis sentimientos es para mi familia, empezando  por mi hermosa niña de 8 años.

Luego de 10 meses me encuentro aun en proceso de recuperación, ya habiendo logrado cosas importantes para lidiar con la nueva situación. Voy a una clínica pública donde he aprendido mucho, comencé a estudiar diseño gráfico y me desplazo por la ciudad no sin dificultad. Si la vida es dura para todos los trabajadores, ahora veo cuán dura es para todo aquel que padece una enfermedad. Yo soy un joven obrero gráfico de 30 años de edad que me desempeñaba como impresor offset. Ganaba por encima del laudo de la Categoría 10, cobrando el mes antes de mi accidente $ 24.000. Hoy el BPS me paga un subsidio por enfermedad (DISSE) de $ 4.500, cifra que como podrán ver me condena a la indigencia. Me siento desamparado por un sistema previsional que no valora que cuando uno está enfermo tiene más necesidades que cuando está sano, que no toma en cuenta ni el salario que tenía ni los aportes que hacía cuando me accidenté.

Hay que tomar conciencia de lo expuestos que estamos a los accidentes. Y no sólo a los accidentes de tránsito sino los accidentes de trabajo. Quien los padece debe poder contar con los medios para seguir viviendo dignamente. Hoy que están ocurriendo cambios sociales en el país, queda claro para mi que aún hay mucho por hacer. Debemos movernos para cambiar esta situación y eliminar esta injusticia. Por ser un joven trabajador dispuesto y acostumbrado a luchar, es que ando por el camino de reencuentro laboral y sindical. Y en él espero verlos pronto.

Fraternalmente
Enzo Blanco

__________

NOTA. Artículo incluido en el número de Jul/Ago de 2009 de “El Obrero Gráfico”, boletín oficial del Sindicato de Artes Gráficas (SAG/PIT-CNT) fundado en 1920 junto al propio sindicato, de distribución gratuita y que difunde las informaciones y posiciones de los trabajadores gráficos organizados.

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: