EDITORIAL. La unidad política de las cámaras empresariales

04Oct09

ciuEn el presente artículo queremos analizar dos temas que están entrelazados y nos marcan por igual: la violenta ofensiva de las cámaras empresariales contra algunas leyes laborales a debate en el Parlamento y la negativa a firmar todo convenio colectivo por parte de dos de las cámaras empresariales gráficas. La ofensiva violenta de las cámaras empresariales contra algunas leyes laborales moderadas propuestas por la coalición de gobierno ha tenido gran difusión pública. Como siempre lo hicieron, incluso apoyando a la dictadura cívico militar de carácter fascista que asoló el país entre 1973 y 1985, están militando fuertemente en la campaña electoral…

presionando a todos los partidos políticos con el fin de que sus intereses se vean reflejados en los programas y en las actitudes de los candidatos presidenciales. Y no olvidemos algunas de estas cámaras impulsaron el lockout patronal del transporte como medida de lucha en 2006 –que fue enfrentado únicamente por nuestro PIT-CNT y las organizaciones sociales convocadas por él. Dicha actitud patronal no es única del Uruguay, puesto que es la misma que tienen las cámaras empresariales de Venezuela, Bolivia, Ecuador, y ahora en Honduras, donde participaron directamente del Golpe de Estado.

Cuál es el motivo que “saca a la calle” a estos muchachos muy reaccionarios de las cámaras empresariales uruguayas, las leyes laborales en tratamiento en el Parlamento. En primer lugar, la Ley de negociación colectiva que vuelve obligatoria la convocatoria de los Consejos de Salarios, dando seguridad a los trabajadores y trabajadoras de que con independencia de quién esté en el gobierno, haya negociación colectiva. En segundo lugar, la Ley de abreviación de los procesos laborales que lleva el tiempo máximo de los juicios laborales a 6 meses, cuando en la actualidad pueden durar hasta 4 años. Y por último, la Ley de omisión del pago de los salarios en los plazos legales que introduce las multas y obliga a pagar con interés todo retraso en el pago de cualquier obligación salarial. Como ven, todas leyes muy lógicas ante los atropellos empresariales del pasado y del presente, no obstante lo cual las cámaras empresariales presionan para que no se voten.

Para dicho fin han logrado el respaldo del Partido Colorado, del Partido Nacional y del Partido Independiente, pero también hay que decir que generó dudas en algunos sectores del Frente Amplio, aunque gracias a la movilización de nuestro PIT-CNT se logró que toda la bancada del Frente Amplio las vote. Esto nos aterriza en las cámaras empresariales del Sector de Imprentas de Obra (AIGU) y del Sector Vía Pública (CPVP), con quienes no tenemos convenio colectivo fruto de su negativa a firmar todo acuerdo con el SAG. Es obvio que siguen los lineamientos políticos de la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU). De acuerdo a las resoluciones de las respectivas Asambleas cuando la ronda de Consejos de Salarios, el Consejo Directivo viene aplicando un plan de denuncia pública a través de pegatinas (dotando a las mismas de compañeros y compañeras vía utilización de la licencia sindical), y está evaluando realizar a partir de la zafra y de la campaña electoral, movilizaciones a los efectos de lograr lo que no se pudo hasta el momento.

En este sentido, iremos preparando discusiones a través de Plenarios de Delegados y Asambleas.

__________

NOTA. Artículo incluido en el número de Jul/Ago de 2009 de “El Obrero Gráfico”, boletín oficial del Sindicato de Artes Gráficas (SAG/PIT-CNT) fundado en 1920 junto al propio sindicato, de distribución gratuita y que difunde las informaciones y posiciones de los trabajadores gráficos organizados.

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: