1º de Mayo. Que la crisis no la paguen los trabajadores y las trabajadoras

01May09
Este año el 1º de mayo adquiere singular importancia. Efectivamente las luchas de la clase obrera y el pueblo, “Para Que la Crisis no la pague el Pueblo, Por una Salida democrática y Productiva”… Para anular la Ley de Impunidad”; hacen parte de un proceso, en que se trata de derrotar la política de las clases dominantes en todos los planos. Este es el planteo político que en general se desarrollará el 1º de mayo. No es una proclama, sino una guía para desarrollar la parte oratoria en todos los actos, para que la misma contenga los siguientes 4 aspectos, tal cual resolvió nuestra MRNA: 
a) La crítica del sistema capitalista.
b) Un balance político de lo acontecido en estos últimos 5 años.
c) Nuestras tareas como clase en particular la campaña por la anulación de la Ley de Impunidad.
d) El programa de nuestra clase y las perspectivas.
Esperamos que el material sea de utilidad para el trabajo de todas las compañeras y compañeros.
Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT.
A) La crisis mundial del capitalismo.
1. Más temprano que tarde quedará claro a nivel de las grandes masas de todo el mundo que la crisis internacional del capitalismo, implica un punto de inflexión. Se trata de una encrucijada histórica a escala planetaria, cuya resolución dependerá – así ha sido siempre- del quehacer de los contingentes de la clase obrera y los pueblos. Esta no es una mera crisis en el sector inmobiliario y financiero, se trata de una crisis de carácter sistémico. La contradicción entre el desarrollo de las fuerzas productivas acumuladas por la humanidad y el carácter capitalista de las relaciones de producción se manifiesta en todas las esferas de la vida.
2. En el colapso – no previsto por muchos “serios analistas”- de las instituciones financieras mas grandes del planeta, el sufrimiento de millones y millones de seres humanos que están desempleados en todo el mundo, en particular en los países capitalistas desarrollados, en función del traslado de la crisis financiera a los sectores directamente productivos, son formas de manifestación de problemas que “están más abajo” en las bases mismas del funcionamiento del capitalismo.
3. Un régimen social que existe en función de la acumulación de capital y la ganancia, que deriva del trabajo no retribuido a los trabajadores, en virtud de la competencia entre diferentes empresas, regiones y países, no puede dejar de variar constantemente, la relación entre el capital total invertido en maquinarias y equipos, con respecto al invertido en el pago de la fuerza de trabajo. Tendencialmente, es cada vez mayor la proporción de capital invertido en maquinarias, que el invertido en el pago de los salarios. A este fenómeno se le llama en economía política. “El cambio en la composición orgánica del Capital”.
4. Dicho cambio en la composición orgánica del Capital, trae aparejada una de las contradicciones más grandes del sistema. Un sistema que al mismo tiempo existe por y para la ganancia, que no puede dejar de moverse tras de ella, pero al mismo tiempo (Y ESTO EN FORMA DE PARADOJA) no puede evitar en el largo plazo, la tendencia a la reducción de la tasa de ganancia. 
5. En efecto, analicemos esto con detenimiento: como la creación de valor nuevo, surge de nuestro trabajo, (la maquinaria transfiere su valor a la producción, en la misma medida en que se va desgastando) y la participación relativa de la mano de obra en el valor total del producto, se va reduciendo, también se va reduciendo en términos relativos, la ganancia que surge del trabajo no retribuido a los trabajadores con respecto al capital total invertido.
6. La actual revolución tecno – científica, opera como verdadero acelerador de la tendencia al cambio de la composición orgánica del capital con su consecuente tendencia a la reducción de la tasa de ganancia. Los medios de producción acumulados, (trabajo objetivado) son colosales. 
7. En este cuadro, la respuesta del Capital a esta tendencia es conocida: ha operado para aumentar la plusvalía absoluta y relativa, es decir el grado de explotación de los trabajadores. El neoliberalismo implica una verdadera contraofensiva del capital. A través del retiro del estado de la economía, la aceleración de la transferencia de recursos de los países dependientes a los imperialistas (deuda externa, remesas de las ET, pago por fletes, deterioro de los términos de intercambio, etc.) desmontaje de los “estados de bienestar”, y rebaja salarial abierta y descarada, el capital intenta al menos, atemperar dicha tendencia a la reducción de la tasa de ganancia.
8. El deterioro de la tasa de ganancia ha funcionado a su vez como un estímulo adicional a la circulación del capital financiero y a la especulación que deriva de la ambición capitalista de ganancias elevadas y en el corto plazo. La plusvalía “evaporada” de la producción, en busca de ganancia de corto plazo, se transformo a través de la libre circulación del capital financiero (posibilitada además por los actuales medios técnicos acumulados microelectrónica y telecomunicaciones), en capital volatilizado que circula por el planeta, tras de ganancia rápida. El nivel de consumo deteriorado de las masas en los países capitalistas centrales (en virtud de las políticas de ajuste neoliberal) se expresó en especulación inmobiliaria, del mismo modo que en nuestros países, en la crisis del 2002, se había expresado en el sobre-endeudamiento de las familias vía tarjeta de crédito. 
9. Hoy millones de desempleados en todo el mundo (en particular en los países capitalistas centrales) están pagando los costes de la crisis generada en las orgías de especulación de los jugadores del casino mundial del capital financiero. 
10. Lo peculiar de esta crisis es que se inicia “en las entrañas del monstruo”, en la propia economía de la principal potencia del planeta, los EUA y de ahí se traslada rápidamente a todos los países capitalistas desarrollados y al resto del mundo. El mismo fenómeno del cambio en la composición orgánica del Capital y su consecuente tendencia a la reducción de la tasa de ganancia, había llevado (también para las economías europeas) a la relocalización de la producción y las empresas. En efecto las mismas se instalaban cada vez más en el sudeste Asiático, en particular en China. La abundancia de mano de obra disponible, y el precio relativo de la fuerza de trabajo (salario reducido con respecto al país de origen de la empresa) Generó en EUA, un proceso de traslado de la producción al sudeste asiático. Esto a su vez trajo aparejado a su vez el mayor déficit comercial conocido en su historia y también el mayor nivel de endeudamiento público. 
11. Del mismo modo, la nueva composición orgánica del capital y las políticas de ajuste aplicadas en todo el mundo, operan para marginar a millones y millones de seres humanos del trabajo y de todo consumo en Asia, África, América Latina y cada vez más, a la interna de los propios países imperialistas. De ahí la crisis sanitaria y alimentaria. 
12. A su vez, en el corto plazo histórico habrá que encontrar un modo de producción y consumo energético diferente, ante el agotamiento de los combustibles fósiles en el planeta y los daños ambientales que provoca un modo de consumo en los países capitalistas centrales, que sumado a los efectos de la anarquía de la producción que supone el modo de producción capitalista, ponen inclusive en riesgo (vía posible colapso ecológico) la propia vida humana en el planeta. Las contradicciones del capitalismo se manifiestan en su aspecto de crisis ambiental, como una crisis que afecta la propia sustentabilidad del sistema.
13. En el corto plazo se trata de un Nuevo Orden Económico Internacional, con un papel rector del estado en la economía y un proceso de control y regulación del capital financiero. Asistimos a la bancarrota de la concepción neoliberal en todo el mundo. Ver a los dirigentes de los principales países capitalistas hablar del papel del estado en la economía, de la necesidad de regular al capital financiero y hasta incluso de la necesidad de eliminar los paraísos fiscales, debe hacernos reflexionar acerca de la diferencia entre las recetas que nos impusieron a los países dependientes (porque había que pagar la deuda externa) y las propuestas cuando la crisis los afecta en primer lugar a ellos. Esto no implica –al contrario- que disminuya la peligrosidad del imperialismo que seguramente adoptará todas las medidas para el traslado de la crisis a los países dependientes y continuará moviéndose –inclusive a través de la guerra- para el control de los recursos naturales de todo el planeta. 
14. Por esto es claro que no existe una sola salida de la crisis (también está el camino regresivo del Gran Capital Financiero Internacional) por esto es que deberemos poner en el centro de la consideración el papel de los pueblos y sus luchas por un mundo mejor. En nuestro país debemos valorar con rigurosidad la justeza de nuestra contribución, al haber sido los protagonistas principales de haber impedido que nuestro país, se encaminara a un TLC con EUA, y valorar nuestra contribución programática en la escena nacional. En efecto nuestra clase obrera organizada, en especial a partir de lo que significa el Congreso del Pueblo, es portadora de un programa que básicamente propone que un estado refundado en un sentido democrático se constituya en la locomotora del desarrollo productivo y social del país.
15. Entonces la crisis implica la objetividad de un punto de inflexión de tipo histórico. Ya aparece cuestionada la legitimidad del dominio unilateral del capital financiero. Se trata de que en la subjetividad de la acción de las masas, se organice una visión contrahegemónica que plantee un modo diferente de organización de la vida, sin explotados ni explotadores. En ese cuadro a nuestra América Latina le toca cumplir un rol destacado.
16. Por la historia común de nuestros pueblos, por las notas fundamentales del carácter de su formación económico-social, por el hecho –que ya muestra evidencia histórica- que nuestro continente se mueve de conjunto, tanto en los períodos de avances populares como en los de contra revolución, a nuestra América Latina le toca jugar un papel fundamental en esta singular hora mundial. Y no habrá salidas genuinas para cada uno de nuestros pueblos, si la misma no se desarrolla en la simultaneidad de una tendencia histórica central de carácter transformador en la peripecia de todos los pueblos del continente, con independencia de los diferentes ritmos, singularidades nacionales y cuadros peculiares en cada relación de fuerzas. El panorama continental muestra en general, un momento positivo de avances populares y de transformación de la correlación de fuerzas entre nuestros pueblos y las roscas aliadas al imperialismo. Se trata de llevar este proceso a sus últimas consecuencias.
B) Un balance de la situación de los trabajadores en estos 5 años:
Los aspectos positivos.
17. La gestión del primer gobierno progresista implico un salto cualitativo en el histórico proceso de acumulación de fuerzas de la clase obrera y el pueblo. Ha inaugurado en nuestra tierra una fase de tránsito que potencialmente puede implicar un curso de transformaciones profundas en las estructuras económicas, políticas e ideológicas en nuestro país. Se trata de una brega que hunde sus raíces en la gesta Artiguista, se nutre de las luchas de los trabajadores durante más de un siglo y que es hija de la estrategia de unidad y amplitud, en la organización social y política de las fuerzas motrices de los cambios.
18. El bloque de poder fue desplazado del gobierno, pero no del ejercicio del poder en lo económico, lo político y lo ideológico. Las clases dominantes se han movido a través de diversas herramientas como por ejemplo las cámaras patronales, los medios masivos de comunicación, las formas de hacer y pensar en el estado, etc. Para incidir en la realidad. La asonada organizada por los grandes sectores oligopólicos del transporte en octubre de 2007, demostraría que todo el escenario está en disputa y que la misma se desarrollaría con un centro de gravedad en la agudización de la lucha entre las clases dominantes y el movimiento obrero y popular re fortalecido por los componentes democráticos de la gestión laboral del gobierno (consejos de salarios, libertades sindicales, ley de regulación de las tercerizaciones etc.)
19. Es de suma importancia (podría decirse que es una razón de ser o no ser para el movimiento sindical) el funcionamiento de los consejos de salarios. En efecto lo más importante es que opera como un factor de democratización del trabajo y la sociedad y de que inducen la organización de los trabajadores a nivel de rama de actividad. Su funcionamiento, junto con el desarrollo de la organización sindical ha sido un factor de formalización y cumplimiento de la normativa vigente. Junto al cuadro más positivo de libertades sindicales implican uno de los factores más positivos de estos años.
20. El plan de emergencia y el plan de equidad demuestras que ha existido otra sensibilidad en este gobierno.
21. El sistema nacional integrado de salud es una de las transformaciones más importantes, no solamente porque permitió el acceso a la salud de miles y miles de niños, sino porque puede inaugurar un proceso de des mercantilización de la salud, con participación democrática de los trabajadores y los usuarios. En vistas de cómo el complejo medico-empresarial ha boicoteado y lo sigue haciendo al sistema de salud, está claro “que no se puede hacer tortilla sin romper huevos”, solo se logrará un avance sustantivo en su implementación y profundización si existe la voluntad política de ir a fondo enfrentando inclusive al complejo medico empresarial, que toma la salud como un negocio.
22. Las clases dominantes no tienen ni la autoridad moral ni política para ofrecerle nada a los trabajadores. Son responsables a través de las políticas que impulsaron por parte de sus representantes directos, del mayor grado de desindustrialización, desempleo, precarización del trabajo, eliminación de los consejos de salarios, desregulación de uno de los procesos de pauperización de la clase obrera más feroces de las últimas décadas, solo comparable con el observado en los años de la dictadura.
Los aspectos críticos.
23. La política económica: “las actuales reglas de juego económicas y las políticas de ellas derivadas impiden concretar una salida nacional, popular y democrática” dice nuestro IX Congreso y fue reafirmado en el X. En efecto, la forma en que se negoció con los organismos financieros multilaterales, y las restricciones que de ella derivan impidieron un mayor papel del estado en la economía y un obstáculo (por la via de las pautas salariales del poder ejecutivo) para un proceso más acelerado de redistribución del ingreso. En efecto las metas de superávit fiscal, operaron como un obstáculo a la recuperación salarial por la vía del impacto del crecimiento del índice medio de salarios en las pasividades. De este modo, la Inversión extranjera directa y las reglas del juego que de ella derivas, (tratados de protección de inversiones y libre comercio) fueron una forma priorizada de generar puestos de trabajo. El asunto sigue siendo entre país productivo o mayor dependencia, paro lo cual es central el papel del estado en la economía.
24. La Ley de educación. Lamentablemente se aprobó una ley que va en contra de las posiciones asumidas en nuestros Congresos de la Central, el Congreso del Pueblo y hasta en el propio Congreso de la Educación, debemos continuar la lucha por una ley de educación que garantice la autonomía y el cogobierno pleno y que permita además vincular la educación a un proyecto nacional, popular y democrático, como lo establecen las causas populares. 
El Congreso del Pueblo.
25. El Congreso del Pueblo, implico un proceso de participación de cientos y cientos de miles de orientales, en el diseño desde el pié, de un programa alternativo que establece los vectores de una estrategia de desarrollo productivo, desarrollo social y desarrollo democrático, para que como dijera el “Jefe de los Orientales” “Los mas infelices sean los más privilegiados”. Al mismo tiempo implico la reconstrucción de la capilaridad del sistema de alianzas de la clase obrera con el conjunto de las organizaciones sociales de nuestro pueblo. También implica –pero esto dependerá de todos nosotros- un potencial plan de acción para promover la continuidad superadora de la participación de las masas en la vida política nacional. Toda vez que consideremos la necesidad de cambios profundos, debemos reparar que la otra cara de la moneda de los mismos, es la participación popular, ya que no es posible un proceso de transformaciones como las que necesita la república, sin el protagonismo del pueblo. Objetivamente del Congreso del Pueblo emana un programa democrático – avanzado. La importancia del Congreso del Pueblo queda patente al analizar la centralidad de la lucha por el programa, dibujado más arriba y del hecho de que las resoluciones del X Congreso de nuestra central abrevan en sus definiciones y que inclusive el propio programa del FA, resuelto en su último Congreso, toma importantes aspectos del mismo. Esto demuestra la fortaleza de una orientación que promueve un camino crítico de profundización democrática y participación, que en forma simultánea, es a su vez contenido y tránsito hacia la nueva sociedad y la forma de organizar el aumento de la gravitación de la clase obrera en el conjunto de la vida nacional. Es tarea de todos nosotros dar continuidad al proceso del Congreso del Pueblo. Este camino nos habrá de llevar hacia un Nuevo Estado (democratizado con la participación protagónica de los trabajadores) para un nueva democracia hacia una nueva sociedad.
C) Nuestras tareas como clase en particular la campaña por la anulación de la Ley de Impunidad. 
26. Tal cual está establecido en la resolución de nuestro reciente X Congreso Nacional Ordinario del PIT-CNT, el objetivo central del año es: “elevar el papel de nuestra clase como sujeto histórico vertebral en el proceso de transformaciones democrático profundas que tiene planteado como necesidad nuestra república. Esto en el cuadro del sistema de alianzas de los sectores que componen las fuerzas motrices de los cambios es decir realizando su papel hegemónico. Esto es lo mismo que reafirmar la necesidad de actuar desde la independencia de clase –que no significa indiferencia- para derrotar la política de las clases dominantes y generar la relación de fuerzas que permita garantizar los cambios nacionales, populares y democráticos que permitan la superación de la dependencia.”
27. Dos cuestiones interrelacionadas estarán presentes en la escena nacional. En primer lugar los impactos de la crisis internacional del capitalismo en nuestro país; en segundo lugar la agudización de la disputa entre los 2 proyectos de país, en un año que por ser año electoral es de síntesis política de la experiencia de las masas. La vida de nuestro país está en la cruz de los caminos. La alternativa que está planteada para nuestra patria es que o bien el bloque de poder, las clases dominantes logran reinstalar en el gobierno a sus representantes directos –los partidos tradicionales – o bien el movimiento obrero y popular logra desarrollar su acción para garantizar un nivel cualitativamente superior en la acumulación de fuerzas, esto es la continuidad superadora de cambios profundos en las estructuras económicas sociales y políticas. 
28. Al mismo tiempo en este camino –que es un camino de lucha de masas- habrá que moverse para aumentar la gravitación de los trabajadores y su cosmovisión en todas las arenas de la vida nacional, incluyendo a todas las herramientas históricas de nuestro pueblo. Todo el año será un año de disputa, de confrontación de 2 proyectos de país. De un lado el programa de las clases dominantes de apertura comercial indiscriminada, proliferación de tratados de protección de inversiones y de libre comercio, promoción de la inversión extranjera directa a cualquier precio y retiro del estado de la economía, en particular de la regulación de las relaciones laborales para promover la desregulación y la depredación salarial. 
29. Del otro lado… el programa de la clase obrera y el pueblo, de integración profunda de América Latina (de complementación de infraestructura, cadenas productivas regionales e integración productiva, social, política y cultural) y el desarrollo de un estado refundado en un sentido democrático que opere como locomotora del desarrollo productivo, social y democrático de nuestro pueblo; aumentando su participación en la economía, que el mismo garantice toda una serie de políticas productivas, que asegure el aumento de la participación de los trabajadores y los sectores populares en el ingreso nacional y un camino de amplísima participación popular verdadero garante de los cambios. En este cuadro de disputa, la presencia de las masas movilizadas tras su programa es fundamental.
30. Nuestro movimiento sindical no es furgón de cola de ninguna fuerza política ni gobierno, respalda o contrapone (y a su vez toma la iniciativa en forma independiente) propuestas políticas de gobierno según afecten favorablemente o negativamente la vida del pueblo trabajador. Así se ha demostrado en toda la historia y se seguirá reafirmando cotidianamente. Ahora bien, esta concepción nada tiene que ver con el apoliticismo. Nosotros hacemos la política de nuestra clase, desde que luchamos por el trabajo y el salario, hasta que hacemos tal o cual planteo en materia de política económica y social. De otro modo estaríamos convalidando que los únicos que tienen derecho a intervenir en los asuntos públicos (eso es en definitiva la política) son los patrones. Es de responsabilidad, de firmeza y también de independencia de clase (que es fundamentalmente independencia de la ideología de la burguesía) decir – desde la autonomía en que adoptamos nuestras decisiones -, que no debe ni puede haber ¡Ni un solo voto de los trabajadores para las clases dominantes!
31. En este contexto, los ejes de nuestro trabajo deben ser para este año los siguientes: 
a. La lucha por el trabajo y el salario incluyendo en esto todas las medidas que se puedan adoptar para el control de los precios y para que la crisis no la pague el pueblo.
b. La anulación de la Ley de caducidad. Primero asegurar las firmas necesarias y luego convocar a toda la ciudadanía para que respalde nuestra propuesta.
c. La lucha por la aprobación de leyes laborales positivas, en particular la de negociación colectiva.
d. El esfuerzo por desarrollar un nivel superior de organización de nuestra central y de todo el movimiento sindical.(la campaña de sindicalización)
e. Aportar a la unidad programática y de acción del movimiento sindical internacional.
f. La lucha general por el programa de nuestra clase.
32. Hoy estamos lanzando una gran campaña democrática en diálogo con toda la ciudadanía, para anular la Ley de Impunidad en octubre. Esta campaña separará las aguas entre un puñado de fascistas y genocidas al servicio del gran capital financiero y el imperialismo, del conjunto democrático y sin exclusiones, de nuestro pueblo. Se trata de una campaña en que se incorporarán las mejores tradiciones de nuestro pueblo desarrollada en la forma y el contenido de la extrema amplitud, pero conscientes de las contradicciones que habrá de generar entre los votantes democráticos de los partidos tradicionales y sus direcciones. 
D) El programa de nuestra clase y las perspectivas, la lucha para que la crisis no la pague el pueblo…por una salida democrática y productiva.
33. En primer lugar son afectados por la crisis, aquellos sectores mas vinculados al “sistema nervioso central” del capitalismo transnacionalizado. Esto es, el sistema productivo mundial articulado por las grandes empresas Transnacionales – que controlan más del 66% del comercio mundial – y que operan en el planeta como Sistemas de Producción Integrados. Estos sectores ya están sufriendo el impacto de la drástica reducción de los mercados producto de las crisis. A mayor internacionalización de la producción y el comercio de las empresas, mayor será la velocidad de impacto de la crisis. A través de las “nervaduras” de la producción y el comercio transnacionalizado, montado en el planeta por las E.T. la velocidad de expansión de la crisis es mayor que en las empresas vinculadas al mercado interno. Aunque sus efectos pueden verse a mediano y largo plazo. Esto especialmente en la producción de bienes durables. En efecto cientos de compañeras y compañeros del sector automotriz, del sector internacionalizado de la electrónica etc. avalan esta hipótesis. 
34. En segundo lugar conviene destacar que la crisis no es para nada “aséptica”, en las propuestas que se hacen, las salidas que se sugieren y las medidas adoptadas, interviene directamente la voluntad política de las clases y su relación con la disputa hegemónica señalada mas arriba. La Cámara Nacional de Comerció actuando como representante de los sectores altamente concentrados y oligopólicos de la importación y el comercio propuso una serie de medidas consistente en rebajar sueldos y salarios de los trabajadores públicos, no aplicar los aumentos salariales de los consejos de salario, eliminar impuestos a la importación y abrir mas aún los mercados al comercio internacional. La Cámara de Industrias del Uruguay, reclama la posibilidad de despedir indiscriminadamente, esto es el aumento de la disponibilidad arbitraria de la fuerza de trabajo por parte del capital. A su vez en las listas de envíos al seguro de desempleo las patronales aprovechan para debilitar la organización sindical a nivel de empresa. Evidentemente que las patronales actuando como brazo gremial de los partidos tradicionales tienen interés en crear un clima de desesperación por la crisis, exageran sus efectos e intentan llevar agua al molino de la reacción.
35. Esto indica que la confrontación entre los 2 proyectos de país tendrá su primer “round” en las salidas que se abran a la crisis. El bloque de poder, con su programa, que implica objetivamente una regresión de derecha y un ajuste de cuentas con los trabajadores, se apresta a reinstalarse en el gobierno. El campo popular en un camino de integración profunda de America Latina, de convergencia de pueblos y gobiernos en la brega nacional liberadora, de elevación del papel del estado en la economía – cuestionando los márgenes de plus valor que extrae el capital financiero – a través de un frigorífico nacional, una flota pesquera del estado, una marina mercante nacional, una industria naval y metalmecánica productora de medios de producción, caminos hacia la nacionalización de las riquezas del subsuelo, la eliminación de las AFAPS, DE LA SEGURIDAD SOCIAL, y un curso cada vez mas profundo de aumento de la participación de los trabajadores y el pueblo en el ingreso nacional; todo en el cuadro de amplísimos procesos de participación popular en la definición de la cosa pública, es decir por el camino de la democracia profunda, debe moverse para asegurar sus conquistas e inaugurar un camino de cambios aún mas profundos. 
36. Los 2 proyectos de país antagónicos se expresan –como vimos- en las salidas a la crisis. Si la sociedad hace síntesis de que ante la crisis hay que ir a un ajuste estructural de signo neoclásico, rebajar salarios y liquidar los consejos de salarios –herramienta democrática para la participación de los trabajadores en la definición de las condiciones de trabajo en virtud del cual se ha fortalecido en movimiento obrero – tendremos una síntesis de derecha. Por contrario si las salidas a la crisis son en clave democrática –con mas negociación colectiva – con justicia social construyendo todo un andamiaje de aumento de la protección social y con políticas activas del estado en materia productiva, industrial y de empleo, tendremos una salida democrático – avanzada para la vida nacional en sintonía con los procesos de cambio y revolucionarios presentes en el continente.
37. Los representantes del gran capital se aprestan de dar la batalla…. El movimiento obrero y su sistema de alianzas – las fuerzas motrices de los cambios – expresados en el plano social –el movimiento de masas – aumentando su gravitación e influencia política y reconstruyendo todas sus herramientas históricas ya estamos desarrollando un curso de la acción para todo el año. Los contendientes ya están en la cancha. Debemos trabajar para la victoria del movimiento obrero y popular.
38. De este análisis, con la responsabilidad y compromiso de siempre queremos proponer una serie de medidas concretas que profundicen la democracia y la justicia social y que tienen como objetivo que no seamos los trabajadores y los sectores populares los que paguemos la crisis. Esto es: promover una mayor democratización en las decisiones a tomar, buscar alternativas para aumentar el grado de protección social de los trabajadores y discutir a nivel sectorial alternativas para amortiguar los efectos de la crisis en aquellos sectores más directamente afectados.
39. En primer lugar debemos crear todos los mecanismos (Incluyendo un proyecto de Ley que recoja este postulado) a los efectos de que las patronales no puedan adoptar ninguna medida que pueda afectar las fuentes de trabajo sin antes agotar la negociación colectiva con la organización sindical. Se trata explorar todas las alternativas que permitan mantener la plantilla de trabajadores vinculados a las empresas. Este es un eje de profundización de la democracia en el trabajo de importancia crucial.
40. Como sostuvimos mas arriba, nuestros pueblos de América Latina, tendremos una oportunidad de salir de la crisis en tanto profundicemos los mecanismos de la integración continental, (de haber prosperado la idea de un TLC con EUA, la velocidad y profundidad del impacto de la crisis en nuestro país sería mayor) y en vistas de las dificultades para la integración profunda en el MERCOSUR, especialmente a partir de las medidas adoptadas por Argentina, proponemos el desarrollo de una reunión urgente de todos los Ministros de Industrias del MERCOSUR, a los efectos de definir la agenda del desarrollo regional y las medidas para la complementación de infraestructura y de complementación productiva intra – industrial en la región, esto teniendo en cuenta la necesidad de una política industrial, en el marco de una estrategia de desarrollo nacional, que se abra paso a través de la integración.
41. En el marco de la Ley de Inversiones, se proponen los siguientes aspectos:
a. Dado que uno de los criterios que se utiliza para determinar los proyectos a promover es la generación de empleo; se propone aumentar la ponderación que se realiza a este ítem al momento de evaluar los proyectos, por un período predeterminado.
b. Proponemos incorporar a la ponderación que se realiza de los proyectos, un punto relativo a los temas de negociación colectiva. Es decir privilegiar aquellas inversiones que contenga acuerdos bipartitos. 
c. Asimismo, se plantea establecer una Comisión de Seguimiento de los Proyectos Promovidos por la Ley de Inversiones, de manera que una vez aprobados los proyectos, se continúe respetando integralmente sus contenidos.
42. En lo que atañe al gasto público, se propone en primer lugar, realizar un monitoreo del mismo, lo que implica conocer detalladamente en qué se piensa gastar e invertir el dinero; y además, participar en el diseño estratégico de las inversiones públicas a promover. En el entendido de que el Estado debe ser el promotor del desarrollo integral del país, particularmente en tiempos de crisis; se propone también participar en la búsqueda de canales alternativos de financiamiento, en el caso de que se definan como estratégicos algunos proyectos de inversión pública, que no entrarían dentro del gasto ya proyectado por el gobierno. A estos efectos debemos movernos para Garantizar la ejecución presupuestal. Deben estudiarse los siguientes mecanismos: volcar a nuestro desarrollo un porcentaje de los fondos de las AFAP, previstos en la Ley, utilizar parte de las reservas nacionales; renegociar la deuda pública junto al conjunto de los gobiernos afines de America Latina; del mismo modo teniendo en cuenta la importancia de los recursos Genuinos a la hora de enfrentar la crisis, y con el afán de evitar el aumento del endeudamiento externo deben estudiarse todas las medidas que tiendan a la Nacionalización del ahorro y Crédito. 
43. En el caso específico de las compras públicas, se plantea llevar adelante una política más fuerte de promoción de la industria nacional al momento de realizar las compras públicas. Esto implica que se priorice la producción nacional frente a la importada al momento de licitar; que se exija a las compras realizadas al exterior la misma certificación que se exige a las de origen nacional; y que se establezca una Comisión de Fiscalización de estos procedimientos, donde participen los trabajadores.
44. Estudiar nuevas alternativas para aumentar la competitividad de los sectores que se han visto más afectados por la crisis y fundamentalmente por la evolución que han tenido los indicadores de competitividad de Uruguay con los países vecinos. Deben tenerse en cuenta tanto la fuerte incidencia (tanto directa como indirecta, a través de la importación de insumos intermedios) que tiene el tipo de cambio en la evolución de la inflación, así como el alto grado de endeudamiento de los hogares y del Estado uruguayo en dólares.
45. Finalmente, en lo que hace a la protección social de los trabajadores afectados por la crisis se propone prorrogar el seguro de desempleo, que en principio está establecido por un período de 6 meses, para aquellos trabajadores de los sectores que se definan, a los efectos de evitar que queden desvinculados de las empresas. Proponemos analizar con el sector empresarial y el Poder Ejecutivo el aumento –por un período predeterminado de tiempo- de los aportes que realizan tanto trabajadores como empresarios al FRL, tal cual ha resuelto nuestra central. Estos fondos serían utilizados, en caso de que la situación lo amerite, como un seguro de desempleo parcial complementario. Es una forma de salvaguardar los puestos de trabajos en los sectores afectados, se puede combinar con disminución las horas de trabajo, compensando los ingresos perdidos por los trabajadores, con este seguro de desempleo parcial. Esta herramienta, que implicaría un estudio previo de los sectores a subsidiar, es fundamental para que el trabajador permanezca vinculado al sector de trabajo, desarrolle capacitación profesional y que no se pierdan las calificaciones adquiridas.
46. En el horizonte de nuestra lucha sigue estando la reducción de la jornada de trabajo sin reducción del salario, de forma que la ganancias de que hoy se apropia el capital derivadas del aumento en la productividad y el cambio tecnológico, puedan se repartidas (el menos en parte) a través de la generación de puestos de trabajo que implicaría la reducción de la jornada. 
¡Viva nuestra clase obrera organizada!
¡Viva nuestro glorioso PIT-CNT!
¡Viva el Pueblo Oriental, protagonista de la Historia!
¡Proletarios de todos los países Uníos!
acto20090501Este año el 1º de Mayo tuvo singular importancia. Las luchas de la clase obrera “Para que la crisis no la pague el pueblo, por una salida democrática y productiva a la misma, y para anular la Ley de Impunidad” hacen parte de un proceso, en que se trata de derrotar la política de la clase dominante en todos los planos. Este es el planteo político que realizó el 1º de Mayo el PIT-CNT. Lo que sigue no es la proclama, sino la guía para la parte oratoria de todos los actos que tuvieron lugar a lo largo y ancho del país (como muestra la foto, el de Montevideo fue multitudinario) y que cubrieron los cuatro aspectos que siguen a continuación, tal como resolvió la MRNA del PIT-CNT. 
a) La crítica del sistema capitalista.
b) Un balance político de lo acontecido en estos últimos 5 años.
c) Nuestras tareas como clase en particular la campaña por la anulación de la Ley de Impunidad.
d) El programa de nuestra clase y las perspectivas.
Esperamos que el material sea de utilidad para el trabajo de todas las compañeras y compañeros.
Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT.
__________
A) LA CRISIS MUNDIAL DEL CAPITALISMO.
1. Más temprano que tarde quedará claro a nivel de las grandes masas de todo el mundo que la crisis internacional del capitalismo, implica un punto de inflexión. Se trata de una encrucijada histórica a escala planetaria, cuya resolución dependerá – así ha sido siempre- del quehacer de los contingentes de la clase obrera y los pueblos. Esta no es una mera crisis en el sector inmobiliario y financiero, se trata de una crisis de carácter sistémico. La contradicción entre el desarrollo de las fuerzas productivas acumuladas por la humanidad y el carácter capitalista de las relaciones de producción se manifiesta en todas las esferas de la vida.
2. En el colapso – no previsto por muchos “serios analistas”- de las instituciones financieras mas grandes del planeta, el sufrimiento de millones y millones de seres humanos que están desempleados en todo el mundo, en particular en los países capitalistas desarrollados, en función del traslado de la crisis financiera a los sectores directamente productivos, son formas de manifestación de problemas que “están más abajo” en las bases mismas del funcionamiento del capitalismo.
3. Un régimen social que existe en función de la acumulación de capital y la ganancia, que deriva del trabajo no retribuido a los trabajadores, en virtud de la competencia entre diferentes empresas, regiones y países, no puede dejar de variar constantemente, la relación entre el capital total invertido en maquinarias y equipos, con respecto al invertido en el pago de la fuerza de trabajo. Tendencialmente, es cada vez mayor la proporción de capital invertido en maquinarias, que el invertido en el pago de los salarios. A este fenómeno se le llama en economía política. “El cambio en la composición orgánica del Capital”.
4. Dicho cambio en la composición orgánica del Capital, trae aparejada una de las contradicciones más grandes del sistema. Un sistema que al mismo tiempo existe por y para la ganancia, que no puede dejar de moverse tras de ella, pero al mismo tiempo (Y ESTO EN FORMA DE PARADOJA) no puede evitar en el largo plazo, la tendencia a la reducción de la tasa de ganancia. 
5. En efecto, analicemos esto con detenimiento: como la creación de valor nuevo, surge de nuestro trabajo, (la maquinaria transfiere su valor a la producción, en la misma medida en que se va desgastando) y la participación relativa de la mano de obra en el valor total del producto, se va reduciendo, también se va reduciendo en términos relativos, la ganancia que surge del trabajo no retribuido a los trabajadores con respecto al capital total invertido.
6. La actual revolución tecno – científica, opera como verdadero acelerador de la tendencia al cambio de la composición orgánica del capital con su consecuente tendencia a la reducción de la tasa de ganancia. Los medios de producción acumulados, (trabajo objetivado) son colosales. 
7. En este cuadro, la respuesta del Capital a esta tendencia es conocida: ha operado para aumentar la plusvalía absoluta y relativa, es decir el grado de explotación de los trabajadores. El neoliberalismo implica una verdadera contraofensiva del capital. A través del retiro del estado de la economía, la aceleración de la transferencia de recursos de los países dependientes a los imperialistas (deuda externa, remesas de las ET, pago por fletes, deterioro de los términos de intercambio, etc.) desmontaje de los “estados de bienestar”, y rebaja salarial abierta y descarada, el capital intenta al menos, atemperar dicha tendencia a la reducción de la tasa de ganancia.
8. El deterioro de la tasa de ganancia ha funcionado a su vez como un estímulo adicional a la circulación del capital financiero y a la especulación que deriva de la ambición capitalista de ganancias elevadas y en el corto plazo. La plusvalía “evaporada” de la producción, en busca de ganancia de corto plazo, se transformo a través de la libre circulación del capital financiero (posibilitada además por los actuales medios técnicos acumulados microelectrónica y telecomunicaciones), en capital volatilizado que circula por el planeta, tras de ganancia rápida. El nivel de consumo deteriorado de las masas en los países capitalistas centrales (en virtud de las políticas de ajuste neoliberal) se expresó en especulación inmobiliaria, del mismo modo que en nuestros países, en la crisis del 2002, se había expresado en el sobre-endeudamiento de las familias vía tarjeta de crédito. 
9. Hoy millones de desempleados en todo el mundo (en particular en los países capitalistas centrales) están pagando los costes de la crisis generada en las orgías de especulación de los jugadores del casino mundial del capital financiero. 
10. Lo peculiar de esta crisis es que se inicia “en las entrañas del monstruo”, en la propia economía de la principal potencia del planeta, los EUA y de ahí se traslada rápidamente a todos los países capitalistas desarrollados y al resto del mundo. El mismo fenómeno del cambio en la composición orgánica del Capital y su consecuente tendencia a la reducción de la tasa de ganancia, había llevado (también para las economías europeas) a la relocalización de la producción y las empresas. En efecto las mismas se instalaban cada vez más en el sudeste Asiático, en particular en China. La abundancia de mano de obra disponible, y el precio relativo de la fuerza de trabajo (salario reducido con respecto al país de origen de la empresa) Generó en EUA, un proceso de traslado de la producción al sudeste asiático. Esto a su vez trajo aparejado a su vez el mayor déficit comercial conocido en su historia y también el mayor nivel de endeudamiento público. 
11. Del mismo modo, la nueva composición orgánica del capital y las políticas de ajuste aplicadas en todo el mundo, operan para marginar a millones y millones de seres humanos del trabajo y de todo consumo en Asia, África, América Latina y cada vez más, a la interna de los propios países imperialistas. De ahí la crisis sanitaria y alimentaria. 
12. A su vez, en el corto plazo histórico habrá que encontrar un modo de producción y consumo energético diferente, ante el agotamiento de los combustibles fósiles en el planeta y los daños ambientales que provoca un modo de consumo en los países capitalistas centrales, que sumado a los efectos de la anarquía de la producción que supone el modo de producción capitalista, ponen inclusive en riesgo (vía posible colapso ecológico) la propia vida humana en el planeta. Las contradicciones del capitalismo se manifiestan en su aspecto de crisis ambiental, como una crisis que afecta la propia sustentabilidad del sistema.
13. En el corto plazo se trata de un Nuevo Orden Económico Internacional, con un papel rector del estado en la economía y un proceso de control y regulación del capital financiero. Asistimos a la bancarrota de la concepción neoliberal en todo el mundo. Ver a los dirigentes de los principales países capitalistas hablar del papel del estado en la economía, de la necesidad de regular al capital financiero y hasta incluso de la necesidad de eliminar los paraísos fiscales, debe hacernos reflexionar acerca de la diferencia entre las recetas que nos impusieron a los países dependientes (porque había que pagar la deuda externa) y las propuestas cuando la crisis los afecta en primer lugar a ellos. Esto no implica –al contrario- que disminuya la peligrosidad del imperialismo que seguramente adoptará todas las medidas para el traslado de la crisis a los países dependientes y continuará moviéndose –inclusive a través de la guerra- para el control de los recursos naturales de todo el planeta. 
14. Por esto es claro que no existe una sola salida de la crisis (también está el camino regresivo del Gran Capital Financiero Internacional) por esto es que deberemos poner en el centro de la consideración el papel de los pueblos y sus luchas por un mundo mejor. En nuestro país debemos valorar con rigurosidad la justeza de nuestra contribución, al haber sido los protagonistas principales de haber impedido que nuestro país, se encaminara a un TLC con EUA, y valorar nuestra contribución programática en la escena nacional. En efecto nuestra clase obrera organizada, en especial a partir de lo que significa el Congreso del Pueblo, es portadora de un programa que básicamente propone que un estado refundado en un sentido democrático se constituya en la locomotora del desarrollo productivo y social del país.
15. Entonces la crisis implica la objetividad de un punto de inflexión de tipo histórico. Ya aparece cuestionada la legitimidad del dominio unilateral del capital financiero. Se trata de que en la subjetividad de la acción de las masas, se organice una visión contrahegemónica que plantee un modo diferente de organización de la vida, sin explotados ni explotadores. En ese cuadro a nuestra América Latina le toca cumplir un rol destacado.
16. Por la historia común de nuestros pueblos, por las notas fundamentales del carácter de su formación económico-social, por el hecho –que ya muestra evidencia histórica- que nuestro continente se mueve de conjunto, tanto en los períodos de avances populares como en los de contra revolución, a nuestra América Latina le toca jugar un papel fundamental en esta singular hora mundial. Y no habrá salidas genuinas para cada uno de nuestros pueblos, si la misma no se desarrolla en la simultaneidad de una tendencia histórica central de carácter transformador en la peripecia de todos los pueblos del continente, con independencia de los diferentes ritmos, singularidades nacionales y cuadros peculiares en cada relación de fuerzas. El panorama continental muestra en general, un momento positivo de avances populares y de transformación de la correlación de fuerzas entre nuestros pueblos y las roscas aliadas al imperialismo. Se trata de llevar este proceso a sus últimas consecuencias.
B) UN BALANCE E LA SITUACIÓN DE LOS TRABAJADORES EN ESTOS 5 AÑOS
Los aspectos positivos.
17. La gestión del primer gobierno progresista implico un salto cualitativo en el histórico proceso de acumulación de fuerzas de la clase obrera y el pueblo. Ha inaugurado en nuestra tierra una fase de tránsito que potencialmente puede implicar un curso de transformaciones profundas en las estructuras económicas, políticas e ideológicas en nuestro país. Se trata de una brega que hunde sus raíces en la gesta Artiguista, se nutre de las luchas de los trabajadores durante más de un siglo y que es hija de la estrategia de unidad y amplitud, en la organización social y política de las fuerzas motrices de los cambios.
18. El bloque de poder fue desplazado del gobierno, pero no del ejercicio del poder en lo económico, lo político y lo ideológico. Las clases dominantes se han movido a través de diversas herramientas como por ejemplo las cámaras patronales, los medios masivos de comunicación, las formas de hacer y pensar en el estado, etc. Para incidir en la realidad. La asonada organizada por los grandes sectores oligopólicos del transporte en octubre de 2007, demostraría que todo el escenario está en disputa y que la misma se desarrollaría con un centro de gravedad en la agudización de la lucha entre las clases dominantes y el movimiento obrero y popular re fortalecido por los componentes democráticos de la gestión laboral del gobierno (consejos de salarios, libertades sindicales, ley de regulación de las tercerizaciones etc.)
19. Es de suma importancia (podría decirse que es una razón de ser o no ser para el movimiento sindical) el funcionamiento de los consejos de salarios. En efecto lo más importante es que opera como un factor de democratización del trabajo y la sociedad y de que inducen la organización de los trabajadores a nivel de rama de actividad. Su funcionamiento, junto con el desarrollo de la organización sindical ha sido un factor de formalización y cumplimiento de la normativa vigente. Junto al cuadro más positivo de libertades sindicales implican uno de los factores más positivos de estos años.
20. El plan de emergencia y el plan de equidad demuestras que ha existido otra sensibilidad en este gobierno.
21. El sistema nacional integrado de salud es una de las transformaciones más importantes, no solamente porque permitió el acceso a la salud de miles y miles de niños, sino porque puede inaugurar un proceso de des mercantilización de la salud, con participación democrática de los trabajadores y los usuarios. En vistas de cómo el complejo medico-empresarial ha boicoteado y lo sigue haciendo al sistema de salud, está claro “que no se puede hacer tortilla sin romper huevos”, solo se logrará un avance sustantivo en su implementación y profundización si existe la voluntad política de ir a fondo enfrentando inclusive al complejo medico empresarial, que toma la salud como un negocio.
22. Las clases dominantes no tienen ni la autoridad moral ni política para ofrecerle nada a los trabajadores. Son responsables a través de las políticas que impulsaron por parte de sus representantes directos, del mayor grado de desindustrialización, desempleo, precarización del trabajo, eliminación de los consejos de salarios, desregulación de uno de los procesos de pauperización de la clase obrera más feroces de las últimas décadas, solo comparable con el observado en los años de la dictadura.
Los aspectos críticos.
23. La política económica: “las actuales reglas de juego económicas y las políticas de ellas derivadas impiden concretar una salida nacional, popular y democrática” dice nuestro IX Congreso y fue reafirmado en el X. En efecto, la forma en que se negoció con los organismos financieros multilaterales, y las restricciones que de ella derivan impidieron un mayor papel del estado en la economía y un obstáculo (por la via de las pautas salariales del poder ejecutivo) para un proceso más acelerado de redistribución del ingreso. En efecto las metas de superávit fiscal, operaron como un obstáculo a la recuperación salarial por la vía del impacto del crecimiento del índice medio de salarios en las pasividades. De este modo, la Inversión extranjera directa y las reglas del juego que de ella derivas, (tratados de protección de inversiones y libre comercio) fueron una forma priorizada de generar puestos de trabajo. El asunto sigue siendo entre país productivo o mayor dependencia, paro lo cual es central el papel del estado en la economía.
24. La Ley de educación. Lamentablemente se aprobó una ley que va en contra de las posiciones asumidas en nuestros Congresos de la Central, el Congreso del Pueblo y hasta en el propio Congreso de la Educación, debemos continuar la lucha por una ley de educación que garantice la autonomía y el cogobierno pleno y que permita además vincular la educación a un proyecto nacional, popular y democrático, como lo establecen las causas populares. 
El Congreso del Pueblo.
25. El Congreso del Pueblo, implico un proceso de participación de cientos y cientos de miles de orientales, en el diseño desde el pié, de un programa alternativo que establece los vectores de una estrategia de desarrollo productivo, desarrollo social y desarrollo democrático, para que como dijera el “Jefe de los Orientales” “Los mas infelices sean los más privilegiados”. Al mismo tiempo implico la reconstrucción de la capilaridad del sistema de alianzas de la clase obrera con el conjunto de las organizaciones sociales de nuestro pueblo. También implica –pero esto dependerá de todos nosotros- un potencial plan de acción para promover la continuidad superadora de la participación de las masas en la vida política nacional. Toda vez que consideremos la necesidad de cambios profundos, debemos reparar que la otra cara de la moneda de los mismos, es la participación popular, ya que no es posible un proceso de transformaciones como las que necesita la república, sin el protagonismo del pueblo. Objetivamente del Congreso del Pueblo emana un programa democrático – avanzado. La importancia del Congreso del Pueblo queda patente al analizar la centralidad de la lucha por el programa, dibujado más arriba y del hecho de que las resoluciones del X Congreso de nuestra central abrevan en sus definiciones y que inclusive el propio programa del FA, resuelto en su último Congreso, toma importantes aspectos del mismo. Esto demuestra la fortaleza de una orientación que promueve un camino crítico de profundización democrática y participación, que en forma simultánea, es a su vez contenido y tránsito hacia la nueva sociedad y la forma de organizar el aumento de la gravitación de la clase obrera en el conjunto de la vida nacional. Es tarea de todos nosotros dar continuidad al proceso del Congreso del Pueblo. Este camino nos habrá de llevar hacia un Nuevo Estado (democratizado con la participación protagónica de los trabajadores) para un nueva democracia hacia una nueva sociedad.
C) NUESTRAS TAREAS COMO CLASE.
26. Tal cual está establecido en la resolución de nuestro reciente X Congreso Nacional Ordinario del PIT-CNT, el objetivo central del año es: “elevar el papel de nuestra clase como sujeto histórico vertebral en el proceso de transformaciones democrático profundas que tiene planteado como necesidad nuestra república. Esto en el cuadro del sistema de alianzas de los sectores que componen las fuerzas motrices de los cambios es decir realizando su papel hegemónico. Esto es lo mismo que reafirmar la necesidad de actuar desde la independencia de clase –que no significa indiferencia- para derrotar la política de las clases dominantes y generar la relación de fuerzas que permita garantizar los cambios nacionales, populares y democráticos que permitan la superación de la dependencia.”
27. Dos cuestiones interrelacionadas estarán presentes en la escena nacional. En primer lugar los impactos de la crisis internacional del capitalismo en nuestro país; en segundo lugar la agudización de la disputa entre los 2 proyectos de país, en un año que por ser año electoral es de síntesis política de la experiencia de las masas. La vida de nuestro país está en la cruz de los caminos. La alternativa que está planteada para nuestra patria es que o bien el bloque de poder, las clases dominantes logran reinstalar en el gobierno a sus representantes directos –los partidos tradicionales – o bien el movimiento obrero y popular logra desarrollar su acción para garantizar un nivel cualitativamente superior en la acumulación de fuerzas, esto es la continuidad superadora de cambios profundos en las estructuras económicas sociales y políticas. 
28. Al mismo tiempo en este camino –que es un camino de lucha de masas- habrá que moverse para aumentar la gravitación de los trabajadores y su cosmovisión en todas las arenas de la vida nacional, incluyendo a todas las herramientas históricas de nuestro pueblo. Todo el año será un año de disputa, de confrontación de 2 proyectos de país. De un lado el programa de las clases dominantes de apertura comercial indiscriminada, proliferación de tratados de protección de inversiones y de libre comercio, promoción de la inversión extranjera directa a cualquier precio y retiro del estado de la economía, en particular de la regulación de las relaciones laborales para promover la desregulación y la depredación salarial. 
29. Del otro lado… el programa de la clase obrera y el pueblo, de integración profunda de América Latina (de complementación de infraestructura, cadenas productivas regionales e integración productiva, social, política y cultural) y el desarrollo de un estado refundado en un sentido democrático que opere como locomotora del desarrollo productivo, social y democrático de nuestro pueblo; aumentando su participación en la economía, que el mismo garantice toda una serie de políticas productivas, que asegure el aumento de la participación de los trabajadores y los sectores populares en el ingreso nacional y un camino de amplísima participación popular verdadero garante de los cambios. En este cuadro de disputa, la presencia de las masas movilizadas tras su programa es fundamental.
30. Nuestro movimiento sindical no es furgón de cola de ninguna fuerza política ni gobierno, respalda o contrapone (y a su vez toma la iniciativa en forma independiente) propuestas políticas de gobierno según afecten favorablemente o negativamente la vida del pueblo trabajador. Así se ha demostrado en toda la historia y se seguirá reafirmando cotidianamente. Ahora bien, esta concepción nada tiene que ver con el apoliticismo. Nosotros hacemos la política de nuestra clase, desde que luchamos por el trabajo y el salario, hasta que hacemos tal o cual planteo en materia de política económica y social. De otro modo estaríamos convalidando que los únicos que tienen derecho a intervenir en los asuntos públicos (eso es en definitiva la política) son los patrones. Es de responsabilidad, de firmeza y también de independencia de clase (que es fundamentalmente independencia de la ideología de la burguesía) decir – desde la autonomía en que adoptamos nuestras decisiones -, que no debe ni puede haber ¡Ni un solo voto de los trabajadores para las clases dominantes!
31. En este contexto, los ejes de nuestro trabajo deben ser para este año los siguientes: 
a. La lucha por el trabajo y el salario incluyendo en esto todas las medidas que se puedan adoptar para el control de los precios y para que la crisis no la pague el pueblo.
b. La anulación de la Ley de caducidad. Primero asegurar las firmas necesarias y luego convocar a toda la ciudadanía para que respalde nuestra propuesta.
c. La lucha por la aprobación de leyes laborales positivas, en particular la de negociación colectiva.
d. El esfuerzo por desarrollar un nivel superior de organización de nuestra central y de todo el movimiento sindical. (la campaña de sindicalización)
e. Aportar a la unidad programática y de acción del movimiento sindical internacional.
f. La lucha general por el programa de nuestra clase.
32. Hoy estamos lanzando una gran campaña democrática en diálogo con toda la ciudadanía, para anular la Ley de Impunidad en octubre. Esta campaña separará las aguas entre un puñado de fascistas y genocidas al servicio del gran capital financiero y el imperialismo, del conjunto democrático y sin exclusiones, de nuestro pueblo. Se trata de una campaña en que se incorporarán las mejores tradiciones de nuestro pueblo desarrollada en la forma y el contenido de la extrema amplitud, pero conscientes de las contradicciones que habrá de generar entre los votantes democráticos de los partidos tradicionales y sus direcciones. 
D) EL PROGRAMA DE NUESTRA CLASE Y LAS PERSPECTIVAS, LA LUCHA PARA QUE LA CRISIS NO LA PAGUE EL PUEBLO Y POR UNA SALIDA DEMOCRÁTICA Y PRODUCTIVA A LA MISMA.
33. En primer lugar son afectados por la crisis, aquellos sectores mas vinculados al “sistema nervioso central” del capitalismo transnacionalizado. Esto es, el sistema productivo mundial articulado por las grandes empresas Transnacionales – que controlan más del 66% del comercio mundial – y que operan en el planeta como Sistemas de Producción Integrados. Estos sectores ya están sufriendo el impacto de la drástica reducción de los mercados producto de las crisis. A mayor internacionalización de la producción y el comercio de las empresas, mayor será la velocidad de impacto de la crisis. A través de las “nervaduras” de la producción y el comercio transnacionalizado, montado en el planeta por las E.T. la velocidad de expansión de la crisis es mayor que en las empresas vinculadas al mercado interno. Aunque sus efectos pueden verse a mediano y largo plazo. Esto especialmente en la producción de bienes durables. En efecto cientos de compañeras y compañeros del sector automotriz, del sector internacionalizado de la electrónica etc. avalan esta hipótesis. 
34. En segundo lugar conviene destacar que la crisis no es para nada “aséptica”, en las propuestas que se hacen, las salidas que se sugieren y las medidas adoptadas, interviene directamente la voluntad política de las clases y su relación con la disputa hegemónica señalada mas arriba. La Cámara Nacional de Comerció actuando como representante de los sectores altamente concentrados y oligopólicos de la importación y el comercio propuso una serie de medidas consistente en rebajar sueldos y salarios de los trabajadores públicos, no aplicar los aumentos salariales de los consejos de salario, eliminar impuestos a la importación y abrir mas aún los mercados al comercio internacional. La Cámara de Industrias del Uruguay, reclama la posibilidad de despedir indiscriminadamente, esto es el aumento de la disponibilidad arbitraria de la fuerza de trabajo por parte del capital. A su vez en las listas de envíos al seguro de desempleo las patronales aprovechan para debilitar la organización sindical a nivel de empresa. Evidentemente que las patronales actuando como brazo gremial de los partidos tradicionales tienen interés en crear un clima de desesperación por la crisis, exageran sus efectos e intentan llevar agua al molino de la reacción.
35. Esto indica que la confrontación entre los 2 proyectos de país tendrá su primer “round” en las salidas que se abran a la crisis. El bloque de poder, con su programa, que implica objetivamente una regresión de derecha y un ajuste de cuentas con los trabajadores, se apresta a reinstalarse en el gobierno. El campo popular en un camino de integración profunda de America Latina, de convergencia de pueblos y gobiernos en la brega nacional liberadora, de elevación del papel del estado en la economía – cuestionando los márgenes de plus valor que extrae el capital financiero – a través de un frigorífico nacional, una flota pesquera del estado, una marina mercante nacional, una industria naval y metalmecánica productora de medios de producción, caminos hacia la nacionalización de las riquezas del subsuelo, la eliminación de las AFAPS, DE LA SEGURIDAD SOCIAL, y un curso cada vez mas profundo de aumento de la participación de los trabajadores y el pueblo en el ingreso nacional; todo en el cuadro de amplísimos procesos de participación popular en la definición de la cosa pública, es decir por el camino de la democracia profunda, debe moverse para asegurar sus conquistas e inaugurar un camino de cambios aún mas profundos. 
36. Los 2 proyectos de país antagónicos se expresan –como vimos- en las salidas a la crisis. Si la sociedad hace síntesis de que ante la crisis hay que ir a un ajuste estructural de signo neoclásico, rebajar salarios y liquidar los consejos de salarios –herramienta democrática para la participación de los trabajadores en la definición de las condiciones de trabajo en virtud del cual se ha fortalecido en movimiento obrero – tendremos una síntesis de derecha. Por contrario si las salidas a la crisis son en clave democrática –con mas negociación colectiva – con justicia social construyendo todo un andamiaje de aumento de la protección social y con políticas activas del estado en materia productiva, industrial y de empleo, tendremos una salida democrático – avanzada para la vida nacional en sintonía con los procesos de cambio y revolucionarios presentes en el continente.
37. Los representantes del gran capital se aprestan de dar la batalla…. El movimiento obrero y su sistema de alianzas – las fuerzas motrices de los cambios – expresados en el plano social –el movimiento de masas – aumentando su gravitación e influencia política y reconstruyendo todas sus herramientas históricas ya estamos desarrollando un curso de la acción para todo el año. Los contendientes ya están en la cancha. Debemos trabajar para la victoria del movimiento obrero y popular.
38. De este análisis, con la responsabilidad y compromiso de siempre queremos proponer una serie de medidas concretas que profundicen la democracia y la justicia social y que tienen como objetivo que no seamos los trabajadores y los sectores populares los que paguemos la crisis. Esto es: promover una mayor democratización en las decisiones a tomar, buscar alternativas para aumentar el grado de protección social de los trabajadores y discutir a nivel sectorial alternativas para amortiguar los efectos de la crisis en aquellos sectores más directamente afectados.
39. En primer lugar debemos crear todos los mecanismos (Incluyendo un proyecto de Ley que recoja este postulado) a los efectos de que las patronales no puedan adoptar ninguna medida que pueda afectar las fuentes de trabajo sin antes agotar la negociación colectiva con la organización sindical. Se trata explorar todas las alternativas que permitan mantener la plantilla de trabajadores vinculados a las empresas. Este es un eje de profundización de la democracia en el trabajo de importancia crucial.
40. Como sostuvimos mas arriba, nuestros pueblos de América Latina, tendremos una oportunidad de salir de la crisis en tanto profundicemos los mecanismos de la integración continental, (de haber prosperado la idea de un TLC con EUA, la velocidad y profundidad del impacto de la crisis en nuestro país sería mayor) y en vistas de las dificultades para la integración profunda en el MERCOSUR, especialmente a partir de las medidas adoptadas por Argentina, proponemos el desarrollo de una reunión urgente de todos los Ministros de Industrias del MERCOSUR, a los efectos de definir la agenda del desarrollo regional y las medidas para la complementación de infraestructura y de complementación productiva intra – industrial en la región, esto teniendo en cuenta la necesidad de una política industrial, en el marco de una estrategia de desarrollo nacional, que se abra paso a través de la integración.
41. En el marco de la Ley de Inversiones, se proponen los siguientes aspectos:
a. Dado que uno de los criterios que se utiliza para determinar los proyectos a promover es la generación de empleo; se propone aumentar la ponderación que se realiza a este ítem al momento de evaluar los proyectos, por un período predeterminado.
b. Proponemos incorporar a la ponderación que se realiza de los proyectos, un punto relativo a los temas de negociación colectiva. Es decir privilegiar aquellas inversiones que contenga acuerdos bipartitos. 
c. Asimismo, se plantea establecer una Comisión de Seguimiento de los Proyectos Promovidos por la Ley de Inversiones, de manera que una vez aprobados los proyectos, se continúe respetando integralmente sus contenidos.
42. En lo que atañe al gasto público, se propone en primer lugar, realizar un monitoreo del mismo, lo que implica conocer detalladamente en qué se piensa gastar e invertir el dinero; y además, participar en el diseño estratégico de las inversiones públicas a promover. En el entendido de que el Estado debe ser el promotor del desarrollo integral del país, particularmente en tiempos de crisis; se propone también participar en la búsqueda de canales alternativos de financiamiento, en el caso de que se definan como estratégicos algunos proyectos de inversión pública, que no entrarían dentro del gasto ya proyectado por el gobierno. A estos efectos debemos movernos para Garantizar la ejecución presupuestal. Deben estudiarse los siguientes mecanismos: volcar a nuestro desarrollo un porcentaje de los fondos de las AFAP, previstos en la Ley, utilizar parte de las reservas nacionales; renegociar la deuda pública junto al conjunto de los gobiernos afines de America Latina; del mismo modo teniendo en cuenta la importancia de los recursos Genuinos a la hora de enfrentar la crisis, y con el afán de evitar el aumento del endeudamiento externo deben estudiarse todas las medidas que tiendan a la Nacionalización del ahorro y Crédito. 
43. En el caso específico de las compras públicas, se plantea llevar adelante una política más fuerte de promoción de la industria nacional al momento de realizar las compras públicas. Esto implica que se priorice la producción nacional frente a la importada al momento de licitar; que se exija a las compras realizadas al exterior la misma certificación que se exige a las de origen nacional; y que se establezca una Comisión de Fiscalización de estos procedimientos, donde participen los trabajadores.
44. Estudiar nuevas alternativas para aumentar la competitividad de los sectores que se han visto más afectados por la crisis y fundamentalmente por la evolución que han tenido los indicadores de competitividad de Uruguay con los países vecinos. Deben tenerse en cuenta tanto la fuerte incidencia (tanto directa como indirecta, a través de la importación de insumos intermedios) que tiene el tipo de cambio en la evolución de la inflación, así como el alto grado de endeudamiento de los hogares y del Estado uruguayo en dólares.
45. Finalmente, en lo que hace a la protección social de los trabajadores afectados por la crisis se propone prorrogar el seguro de desempleo, que en principio está establecido por un período de 6 meses, para aquellos trabajadores de los sectores que se definan, a los efectos de evitar que queden desvinculados de las empresas. Proponemos analizar con el sector empresarial y el Poder Ejecutivo el aumento –por un período predeterminado de tiempo- de los aportes que realizan tanto trabajadores como empresarios al FRL, tal cual ha resuelto nuestra central. Estos fondos serían utilizados, en caso de que la situación lo amerite, como un seguro de desempleo parcial complementario. Es una forma de salvaguardar los puestos de trabajos en los sectores afectados, se puede combinar con disminución las horas de trabajo, compensando los ingresos perdidos por los trabajadores, con este seguro de desempleo parcial. Esta herramienta, que implicaría un estudio previo de los sectores a subsidiar, es fundamental para que el trabajador permanezca vinculado al sector de trabajo, desarrolle capacitación profesional y que no se pierdan las calificaciones adquiridas.
46. En el horizonte de nuestra lucha sigue estando la reducción de la jornada de trabajo sin reducción del salario, de forma que la ganancias de que hoy se apropia el capital derivadas del aumento en la productividad y el cambio tecnológico, puedan se repartidas (el menos en parte) a través de la generación de puestos de trabajo que implicaría la reducción de la jornada. 
¡Viva nuestra clase obrera organizada! ¡Viva nuestro glorioso PIT-CNT!
¡Viva el Pueblo Oriental, protagonista de la Historia!
¡Proletarios de todos los países Uníos!
Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: